25 de April de 2012   

Desastres Financieros: accidente o enfermedad

Prepárate para lo inesperado. Las emergencias son más crueles con quienes están desprevenidos.

Tanto los accidentes como las enfermedades nos agarran por sorpresa. Cuando llegan, porque en realidad sabemos que todos vamos a enfermar en algún momento y que no somos inmunes a los accidentes. De cualquier forma, aquí una pequeña guía de supervivencia:

Prevención:

1. Lo has leído y escuchado hasta el cansancio: CUÍDATE! mejora tus hábitos de vida, tu comer, tu postura, tu sueño. Haz más ejercicio y menos horas en el transporte. Los buenos hábitos son un buen escudo para mantener a raya las enfermedades.

2. Cuando vemos esos videos de “the most amazing videos” donde gente que hacía cosas loquísimas salió ilesa es difícil no pensar en: El sentido común nunca llevó a nadie abajo del piano. Úsalo.

3. Compra un seguro de Gastos Médicos Mayores. Se que duele el codo, créanme a mi también me duele, pero más duele tener un ser querido enfermo o en la sala de emergencias mientras no puedes dejar de pensar como diablos harás para pagar su tratamiento. O peor, endeudarte hasta con tu riñón por pagar cuentas hospitalarias sin fin. Acá una guía de que saber para contratar uno.

4. Con calma, un día de ocio lee las condiciones de tu póliza y la de tus seres queridos. Se que es aburrido y luego no se entiende bien, pero dale una leída, haz una lista de preguntas y dudas para que te las resuelva tu agente. Trata de que te quede lo más claro posible todo.

5. Chequeos! también es una friega y duele el codo, pero vale la pena. Revisa tus mamas, tu próstata (pueden hacer un examen de antígeno prostático antes del tacto rectal, para que no haya pretexto!) checa tu colesterol, tu presión, la salud de tus ojos y ve al dentista 2 veces al año.

6. Infórmate con calma sobre hospitales de tu zona, tanto privados como públicos. Cuales son mejores, cuales tienen malas referencias, e incluso costos. En caso de emergencia, no tendrás que andar comparando precios y servicios!

7. Ahorro. Pues si, es aburrido, es odioso pero es lo máximo cuando te sorprende una emergencia. Si tienes un ahorro aunque haya sido establecido para otro fin (como un carro o vacaciones) te ayudará mucho a pasar por este momento.

En medio del siniestro:

1. Si la persona no tiene seguro, primero ve en que nosocomio público con atención decente puede entrar. No todos los hospitales públicos son deficientes y no todos los privados son excelentes.

2. En caso de no poder accesar a uno público, elige uno privado que no sea de primer nivel pero que tenga buena reputación y referencias. Para esto el punto 6 de la prevención.

3. Una vez que manejaste la emergencia, es decir, tomar la decisión de donde atender a tu paciente (no estoy asumiendo que tu eres el del accidente o enfermedad porque en esas circunstancias no puedes ni debes ser tu el que tome las decisiones), revisa la póliza de seguros con calma para ver que está cubierto, que no, etc. Ya la habías leído (ehh??) así que ahora solo es revisión para recordar.

4. En caso de no contar con seguro o ahorro, consulta con todos los familiares si podrían ayudar a pagar las cuentas de hospital. Trata de alejarte lo más posible de las tarjetas de crédito. No es lo más elegante, pero a falta de ahorro…

5. Habla con médicos para ver la posibilidad de negociar sus honorarios (descuentos, planes de pago, etc.)

6. No está de más buscar una segunda opinión sobre el tratamiento y/o diagnóstico. Esto no solo por la cuestión financiera, claro.

7. Trata de mantener la calma. Respira profundo y pon tu atención donde quieres que esté: en la recuperación total. No en las posibilidades negativas.

Fuente : Blog & lana

Compartir

Nuevo Comentario:

Cuanto es7 + 2 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANT! To be able to proceed, you need to solve the following simple math (so we know that you are a human) :-)